Connect with us

El béisbol ha perdido millones de aficionados  

Publicado

on

El “pasatiempo favorito de Estados Unidos” ya no lo es más: ha perdido relevancia y otros deportes han tomado su lugar ¿Cómo es esto posible? ¡Aquí te decimos!

Durante décadas, el béisbol fue considerado como el deporte más popular en Estados Unidos, por encima del fútbol americano de la NFL y el básquetbol de la NBA. No obstante, las Ligas Mayores (MLB por sus siglas en inglés) han perdido un gran número de aficionados en los últimos años. 

A continuación, te presentamos tres razones por las que este deporte va en picada: 

Juegos y temporadas demasiado largas

A diferencia del fútbol soccer, fútbol americano y el básquetbol en donde todos los partidos tienen la misma duración, el béisbol está dividido por entradas, las cuales no tienen tiempo límite, lo que provoca que los partidos se alarguen o reduzcan indefinidamente. 

En la MLB hay nueve entradas y en cada una de éstas, ambos equipos tienen una oportunidad a la ofensiva. Su turno concluye una vez que la defensa realice tres eliminaciones o outs. Las entradas no tienen límite de tiempo, por lo que pueden ser muy cortas o muy largas. Un partido de la MLB dura en promedio tres horas. 

En una temporada profesional, los equipos juegan un total de 162 partidos a lo largo de casi seis meses de campaña regular. En total se disputan 2,430 partidos antes de la postemporada. En la ronda eliminatoria, un equipo puede jugar hasta 22 juegos máximo si inicia desde la ronda de comodines. No es sorpresa ver estadios semi vacíos la mayor parte de la temporada, pero llenos una vez que se llega a la recta final. 

Esto también se ha visto reflejado en una picada en los ratings. A principios de los 2000, se tenía alrededor de 80 millones de espectadores en televisión, actualmente se estima que tienen 26.8 millones.

Jugadores internacionales

A pesar de ser un deporte originario de Estados Unidos, los protagonistas de la MLB no son exclusivos del país. La globalización del deporte ha llegado a Cuba, Venezuela, Japón, Puerto Rico, México, entre otros países alrededor del mundo. No es casualidad que en los últimos años, la presencia de peloteros de ascendencia latina y asiática haya aumentado considerablemente. Para el inicio de la temporada 2022, hubo 275 atletas de 21 países fuera del territorio estadounidense. Los aficionados de Estados Unidos ya no se sienten identificados con las estrellas extranjeras que están en sus equipos. 

También sucede que, debido a esta llegada de talento extranjero, los jugadores norteamericanos prefieren jugar en países como Japón, México, Corea del Sur e incluso Dinamarca debido a los jugosos contratos que reciben y con la esperanza de que, con base a su rendimiento en estas ligas, algún equipo de su país natal les dé una nueva oportunidad. 

Los reclutas pasan años sin jugar profesionalmente

Kyler Murray tenía dos opciones, jugar como pitcher para los Atléticos de Oakland o ser el nuevo mariscal de campo para los Cardenales de Arizona. Sin dudarlo, Murray eligió las hombreras y el casco por encima de la manopla. 

La razón principal por la que eligió ir a la NFL fue porque los jugadores universitarios reclutados a la MLB tienen que hacer un proceso de formación de entre dos a cuatro años. Para cuando lleguen a debutar en el equipo principal (si es que llegan) seguirán siendo novatos, pero más viejos. 

Por otro lado, en la NFL y la NBA aquellos que son seleccionados en la primera ronda son puestos a jugar inmediatamente o estarán listos para el próximo año. Estas circunstancias de la MLB han llevado a que millones de jóvenes opten por apostar sus futuros y carreras en otras disciplinas deportivas. Ese tiempo puede significar ganar solo unos miles de dólares en el béisbol semiprofesional o ganar millones en el emparrillado o en la duela de máximo nivel en el mismo lapso.  

La MLB se enfrenta a un panorama nunca visto. ¿Podrá el beisbol renovarse o su decadencia continuará en los próximos años hasta que ya no sea rentable?

Continua leyendo
Da click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.