Connect with us

#iCULTURA

¿Cómo saludar en Corea del Sur?

Publicado

on

En Latinoamérica las reglas para saludar son simples: de beso a la familia y a los cuates y con la mano, cuando la situación amerita formalidad. Pero en Corea del Sur necesitas dominar un complejo protocolo de reglas que cambian, dependiendo la edad, jerarquía, género y lugar de la persona con la que te encuentras .

La vida de los surcoreanos está delimitada por estrictas normas sociales: hablar en transporte público nunca es bienvenido, el cabello de los estudiantes debe ser siempre negro, el respeto a los adultos mayores es innegociable y la forma de saludar no es una excepción.

Tanto en Corea del Sur cómo en Japón, cuando dos o más personas se saludan o cuando piden disculpas, lo hacen a través de los Ojigi (お辞儀), el cual consiste, a grandes rasgos, en bajar la cabeza o la parte superior del torso en señal de respeto y/o arrepentimiento. Este gesto nace dentro del ámbito de la disciplina samurái, durante periodo Kamakura (118-1333).

Litografía de guerreo Samurai

¿Quieres saber que hacer al saludar a un coreano? Esto es lo que debes tomar en cuenta:

Generalidades

El espacio personal es un principio arraigado a esta cultura, por ello se cuida que, antes de realizar una reverencia, exista una distancia tal, que, al momento de ejecutarse, no sé presente contacto físico alguno.

Para hacer un ojigi, los brazos suelen flexionarse colocando las manos a la altura de la boca del abdomen (debajo de las costillas). Las mujeres recargan la palma derecha encima de la izquierda y los hombres, la izquierda sobre la derecha. Aunque también puedes mantener ambos brazos extendidos y pegados al torso.

Antes de presentarse con un desconocido, se acostumbra a averiguar su edad y ocupación para conocer de qué manera actuar al momento de su encuentro.

Informalidad

Si quieres saludar a una persona de tu misma edad o a alguien en un espacio público, por ejemplo, a un cajero en una tienda de autoservicio, debes mandar tu cabeza hacia abajo e inclinar tu torso en un ángulo de 15 grados.

Cuando es un infante a quien saludas, lo habitual es mover una o ambos manos mientras pronuncias la palabra “annyeong”.

Formalidad

Para mostrar buena disposición y respeto ante alguien con más edad que tú, cómo tus padres, maestros o simplemente un compañero de trabajo un año mayor o alguien con jerarquía superior, por ejemplo, una autoridad laboral, tienes que hacer una inclinación de 30 grados mientras pronuncias la palabra “annyeonghaseyo”.

Si la persona que tienes enfrente es una o un anciano, una jefa o jefe de estado, alguien a quien admiras mucho o con quien estás sumamente agradecido o si deseas disculparte, la inclinación debe ser de 45 a 90 grados.

En Corea del Sur se usa la voz y el cuerpo para reconocer el valor que hay en todos y para mostrar el respeto que se les tiene.

Continua leyendo
Da click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.