Connect with us

#iCDMX

¿Por qué es tan difícil hablar de racismo en México?

Publicado

on

El escándalo relacionado con el restaurante Sonora Grill Prime evidenció una problemática arraigada a nuestra sociedad: el racismo que muchos se niegan a ver.

La bomba estalló cuando el Twitter “Terror Restaurantes MX”, cuenta dedicada a denunciar malas prácticas y abuso laboral en la industria restaurantera, publicó el 31 de julio un detallado hilo sobre cómo en Sonora Grill Prime, ubicado en el barrio de Polanco de la Ciudad de México, dividía a la clientela según su aspecto físico y color de piel.

Según esta y otras denuncias anónimas, el restaurante está dividido en dos secciones: Gandhi para “alguien que se ve pobre o de mala imagen al restaurante” y Mousset para personas con rasgos caucásicas.

Usuarios dieron respuesta a la publicación de Terror Restaurantes MX, mencionado que estos actos de discriminación eran comunes en distintos negocios, no solo en restaurantes.

No obstante, también existe un sector que cuestiona la veracidad de las denuncias y que pide pruebas de los hechos, a través de videos y textos publicados en sus redes sociales. Al negar la existencia de estas prácticas discriminatorias o peor aún, al defenderlas, evidencian que la sociedad mexicana no es consciente del racismo ampliamente documentado por organismos nacionales y extranjeros.

@sof.otero

No traten de demandarme, no tengo un quinto😃👍#cdmx #mexico #feminista #sonoragrill #fyp

♬ sonido original – Sof Otero

A comparación de Estados Unidos donde la división entre la población caucásica y negra era marcada abiertamente y respaldada por la ley, en México la historia de la discriminación ha sido más compleja y sutil. El profesor Federico Navarrete, del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, explica que “una de las características de nuestro racismo es que es social y particular, infligido por personas y grupos contra otros individuos y colectivos en vez de que lo ejerza el Estado o la ley, como en otras naciones.”.

La investigadora Viridiana Ríos, en su libro No es Normal, menciona que a pesar de que solamente el 17% de la población mexicana es blanca, éstos llegan a tener mejores sueldos, mejores empleos, tienen más exposición en televisión y son tratados de mejor manera que las personas de piel morena y oscuras, quienes expresan haber sido discriminados con mayor frecuencia.

Por su parte, Hernán Gómez Bruera, autor del libro El Color del Privilegio, afirma que todos hemos llegado a caer en prácticas discriminatorias, pero no somos conscientes de ello debido a lo normalizado que está en nuestra sociedad. ¿Cuántas veces no hemos escuchado a alguien decir que “trae el nopal en la cara”, tiene “cara de olmeca” o que “hay que mejorar la raza”?

La conversación del racismo en México debe hablarse de manera directa, a pesar de que ciertas personas afirmen que eso solo provocaría mayor división. Negar el racismo y sus consecuencias sólo promovería la desigualdad sistémica que millones de mexicanas y mexicanos sufren en carne propia todos los días.

Continua leyendo
Da click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.