Connect with us

#iCULTURA

Tres libros sobre comunicación para esta Semana Santa

Publicado

on

Si algo ha mostrado la pandemia es que resulta un profundo reto encarar el tiempo libre sin saber qué hacer. Por ello, las opciones de ocio y entretenimiento se vuelven tendencia cuando comienzan los periodos vacacionales. Sean juegos de mesa, rompecabezas, música o libros, la realidad es que siempre se busca una forma de entretenerse. Con el objetivo de entretenerse al mismo tiempo de aprender sobre la disciplina, presentamos tres libros sobre comunicación que se pueden leer en esta Semana Santa. 

  1. 1984. George Orwell. Si bien este libro no es un tratado ensayístico de comunicación, funciona como un excelente ejemplo del debate filosófico entre la verdad, la propaganda y la realidad. La novela publicada en 1949 cuenta la historia de Winston Smith, funcionario que labora en el Ministerio de la Verdad transformando continuamente la realidad de Oceanía, país gobernado por el Gran Hermano. Harto de la propaganda aplastante y del mundo distópico en el que existe, el protagonista encuentra su refugio en Julia, compañera de trabajo que le muestra una nueva forma de vida. 

Con una explicación detallada y cruel, 1984 inserta al lector en una realidad incómoda, con pasajes distópicos que, en algunos detalles, recuerdan a gobiernos autoritarios alrededor del mundo. Para la comunicación este libro resulta muy esclarecedor como un ejemplo literario del poder que tiene la manipulación y la propaganda en la vida de las personas. 

  1. Homo Videns. Giovani Sartori. Este libro resulta un clásico para la comunicación audiovisual. Escrito en 1997, plantea una línea evolutiva donde después del Homo Sapiens seguiría un nuevo tipo de ser humano: Homo Videns. Sartori lleva a buen puerto el debate en torno a la influencia que puede tener la televisión en la sociedad, a tal punto que parecería estar “teledirigida” por esta.

Con conceptos como “opinión pública” y “opinión de masas”, Homo Videns explica el impacto que pueden tener los medios de comunicación (la televisión el más importante en su momento) en la opinión de las personas. ¿Qué será entonces de herramientas mayormente influyentes como el internet en nuestra época?

  1. El Vendedor del Silencio. Enrique Serna. Esta novela mexicana es un excelente ejemplo del poder que tiene la comunicación en un país autoritario, a tal punto que el Estado en buena medida se sostiene a partir de la influencia de los medios. La novela relata la vida de Carlos Denegri, periodista que trabajó para altas esferas de la vida política del país en la década de 1940. No sólo es un retrato ilustrativo, sino también un relato muy bien construido.

El hecho de que la Associated Press lo calificara como uno de los diez periodistas más influyentes del mundo no es ningún accidente. Su labor ayudó no sólo a sostener, sino también a construir un gobierno a partir de la venta de una de las herramientas políticas más necesarias en el mundo: el silencio.

Continua leyendo
Da click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

#iCULTURA

#CocaCola: 136 años de un imperio publicitario

Publicado

on

Por

La fórmula empleada en la realización de esta bebida está acompañada de una gran campaña publicitaria que la ha sabido mantener vigente a través de los años.

La Compañía Coca Cola fue fundada el 8 de mayo de 1886, por lo que está cumpliendo 136 años de haber salido al mercado. Uno de los atractivos que se pueden destacar desde su fundación son las campañas propagandísticas y publicitarias con las que ha sabido ganarse su lugar en la mesa a la hora de las comidas o las convivencias.

Con la realización de grandes campañas publicitarias, Coca Cola se ha reinventado a través de las décadas y ha sabido aprovechar los procesos culturales que va atravesando el mundo, de está manera siempre se ha mantenido como un producto innovador y a la vanguardia. 

El imperio publicitario:

Cuando Coca Cola realiza una campaña publicitaria para promocionar sus productos siempre utiliza elementos como la “familia”, la “felicidad” o algunas fechas festivas porque sabe cómo llegar a los sentimientos de las personas. La idea de unión y fraternidad es la esencia de Coca Cola, eso es lo que vende, “felicidad”.

Es por ello que es común que en fechas decembrinas Coca Cola sea una de las marcas que más invierte en publicidad. Aunque se sabe que la historia de Papá Noel “Santa Claus” no fue un invento propio de esta compañía, si es la que le ha sacado más provecho.

Durante las fiestas de diciembre todo “debe estar bien”, las familias deben estar juntas y el espíritu navideño debe ser lo principal, la fraternidad en estás fechas es importante, por lo que la gente ayudará al prójimo sin esperar nada acambio, o al menos así lo pinta la publicidad de 2014 “Haz Feliz a Alguien”. 

Fue en 1931 que se utilizó la figura de Santa Claus por primera vez en la publicidad de Coca Cola, aunque anteriormente se había utilizado esta vez fue la primera vez que era el personaje principal encargado de llevar felicidad al mundo durante épocas festivas.

Foto de HoraCero

Pero Coca Cola es internacional y para adaptar el producto a la diversidad geográfica y cultural se han creado campañas como “Para Todos”  donde crean la inclusión hacia todas las personas del mundo: desde “gordos y flacos” hasta “altos y chaparros”. 

En años recientes la publicidad de Coca Cola se ha direccionado al cuidado del medio ambiente. Según Forbes la compañía genera 10% de los envases plásticos asociados a marcas que se desperdician en el planeta, o tres millones de toneladas. 

Ante los estudios recientes del impacto del cambio climático, y siendo una de las compañías que más contamina a nivel mundial, están apuntando sus esfuerzos al compromiso con el reciclaje y el cuidado del medio ambiente. En su campaña “Un Mundo Sin Residuos” se han comprometido a producir “cero residuos para 2030”.

Continua leyendo

#iCULTURA

El lema de la UNAM: entre lo simbólico y lo polémico

Publicado

on

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, manifestó su desacuerdo con el lema de la máxima casa de estudios.

A pocos días de que se cumpla un año más de existencia del escudo y lema de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el presidente López Obrador declaró que no estaba de acuerdo con este lema. Así lo señaló en su ya clásica conferencia matutina del pasado martes 20 de abril: 

“Yo no creo ni siquiera en las razas, yo creo en las culturas, admiro al maestro Vasconcelos, pero en eso no estoy de acuerdo con él, con el lema de la UNAM. Pero, bueno, cada quien puede pensar con absoluta libertad y eso es lo que estamos viviendo ahora”. Esta fue la declaración que realizó el titular del poder ejecutivo justo después de posicionarse como partidario de “culturas”, no de “razas”.

Esta no es la primera vez que el lema de la UNAM es cuestionado en los últimos años. Recordemos que hace poco, el recién fallecido entrenador de fútbol mexicano Tomas Boy, cuestionó el himno y el lema de la universidad, calificándolo de “fascista”. En marzo de 2016, señaló que no le gustaba esperar diez minutos a que el equipo de los Pumas cantara su himno que, desde la perspectiva del entrenador, es fascista.

Probablemente, esto se debe a que los jugadores y cuerpo técnico de la Universidad realizan un saludo elevando el puño hacia el escudo (y, por lo tanto, lema) del equipo, lo que para algunas personas muestra similitud con el saludo fascista. Ante esto, el propio club se defendió a través de su cuenta de Twitter, explicando por medio de un link el significado y trasfondo de sus símbolos identitarios.

El lema y los símbolos de la UNAM han sido criticados muchas veces, pero ante esto cabe preguntarse, ¿cuál es el significado del lema creado por José Vasconcelos y qué relación tiene con el concepto de raza? Para llegar a ello, es necesario realizar una breve recapitulación histórica.

Hace poco más de 100 años, el filósofo e historiador José Vasconcelos, al estar en el proceso de formación de la Universidad, creó el lema que estaría inspirado en su ideología de raza, misma que quedaría plasmada para la posteridad en una de sus obras filosóficas más importantes: La raza cósmica.

Cuando Vasconcelos habla de la raza, se refiere a la “Quinta Raza” o “Raza Cósmica”, concepto que para Vasconcelos significaba la unión de todo lo bueno de cada una de las razas existentes en el mundo, es decir, la blanca (hispánica), roja (indígena), negra (africana) y amarilla (asiática). Esta nueva raza (la latinoamericana), desarrollaría un proyecto espiritual y filosófico donde la libertad, la esencia latina y el desarrollo social serían prioridad. 

Esta postura ideológica, si bien está sumamente arraigada a la identidad regional, se basa en la idea de que hay razas específicas que se originaron en diferentes partes del mundo (razas puras) y que, con el paso del tiempo, se fueron “mezclando”. Una concepción totalmente obsoleta para los avances científicos y culturales de la actualidad.

Continua leyendo

#iCIENCIA

4 curiosidades de los inventos de Samuel Morse en el aniversario de su natalicio

Publicado

on

Gracias a él, se lograron cosas sumamente eficientes, como el telégrafo y el código que lleva su nombre.

El 27 de abril de 1791 nació Samuel Morse, uno de los responsables de que las comunicaciones sean, hoy en día, mucho más pragmáticas. Biografías hay muchas, recorridos sobre su vida y obra abundan en internet. Por lo mismo, para honrar a un personaje ilustre de la comunicación, presentamos 4 datos curiosos sobre sus inventos más importantes, es decir, el telégrafo y el código que lleva su nombre.

  1. El SOS

A comienzos del siglo XX, la señal de socorro más popular en el mundo era CQD, que quería decir Copy Quality Distress (Probando calidad: Problemas). Sin embargo, con el advenimiento y auge del Código Morse, la señal se cambió por SOS. Estas siglas, pese a que se les han dado significados como Save Our Souls (Salven Nuestras Almas), no tienen significado literal. Se utilizan porque, en Código Morse, se pueden representar de manera sencilla, lo que ayuda en caso de emergencia:

S.O.S = – – – – – – – – –   (Tres pulsos cortos, Tres Pulsos largos, Tres pulsos cortos)

  1. Un invento simple

Se sabe que el primer prototipo de telégrafo Morse lo construyó Samuel Morse aproximadamente en 1836. Se trataba de un invento creado a partir de un caballete, un lápiz, piezas viejas de reloj, un péndulo y baterías caseras. Al inventor se le ocurrió mientras escuchaba una conversación entre dos personas que dialogaban sobre electromagnetismo. Un invento producto de la comunicación misma. 

  1. Un código longevo y funcional.

Desde su creación, el Código Morse es el sistema de comunicación eléctrico que más tiempo se ha utilizado sin detenimiento. Con más de 160 años, el sistema de “puntos y rayas” (que en realidad es de pulsos largos y cortos) ha funcionado para intercambiar información en guerras, diplomacia y comunicación cotidiana. Sin duda, una contribución máxima a la comunicación del ser humano.

  1. Morse, un hombre religioso.

Si bien el primer prototipo de telégrafo fue diseñado desde 1836, tuvieron que pasar varios años para que el telégrafo de Morse enviara su primer telegrama con el código inventado por el artista estadounidense. Cuando por fin sucedió fue el 24 de mayo de 1844: Samuel Morse enviaba un mensaje diciendo “¿Qué ha creado Dios?”. Este mensaje proviene de una cita bíblica, lo que supone que Samuel Morse era cercano a la religión. 

Continua leyendo

Lo más visto

Copyright © 2022 Yomx · Portal de noticias. Desarrollado por Liking.