Connect with us

#iPOLÍTICA

Gobernanza ¿en redes sociales?

Publicado

on

Gobernanza ¿en redes sociales?

El espacio político se ha transformado y se han modificado las relaciones sociales en cuanto al uso del espacio público. Entre los cambios, están los referentes a las movilizaciones sociales, pero, hay que entender primero qué son. Se puede decir que son todas aquellas asociaciones, organizaciones, entidades que no son del estado, pero, pertenecen a un conjunto de personas que hacen “cosas” en la sociedad (Ibarra, 1998; p.78) y la gobernanza podría interpretarse en ser un movimiento social o un grupo de ciudadanos que comparten el mismo interés para influir en ella desde afuera mediante la opinión pública o a través de actores interpuestos o simplemente mediante ambos instrumentos (Ibarra, 1998; p.309), he aquí el escenario donde las redes sociales serán el instrumento de interacción, pues, según, se describen tres variables que encajan en este escenario, aunque, desde mi perspectiva, este es de manera virtual; un capital social crítico, identidad y un discurso enmarcado alternativo, este último se refiere … con el propósito, promover una definición del protagonista, del antagonista, del problema y recomendar alternativas para la solución de éste.  

Dado lo anterior, para una atmósfera que pueda ser masificable en redes sociales, será, entonces, esta herramienta el canal de interacción no solo para comunicar el malestar y colocarse como protagonista, así también, será el medio indicativo de tendencia y fuerza al movimiento, esta se desplazará con una serie de variables que darán vida a la opinión, enmarcando límites, contexto y crítica hacia el actuar de la política; es decir, se convertirá en una arena donde ideas, simbolismos u opiniones buscarán ser virales, trending topic, e incluso, buscarán promover y sostener la legitimidad por medio de followers y soslayando a los haters. 

De forma coloquial y en su definición más popular, la gobernanza será el templete que procura un equilibrio entre la sociedad civil, el estado y el mercado (económicamente hablando), en pocas palabras, será la interacción entre gobernantes y gobernados. Un ejemplo de ello y sin buscar ser beligerante con nadie, el movimiento feminista es una clara exposición de esto, la celebración del 8 de marzo (día internacional de la mujer), donde es convocada una marcha por medio redes sociales, también, hay organizaciones especificas (sociedad civil) que se incorpora a este movimiento para sostener la legalidad de sus derechos, sin embargo, se puede unir cualquier grupo de mujeres que desean apoyar el movimiento (identidad), bajo las propuestas que ellas han creado (marcos limitado), pues no aceptan que se unan hombres, bajo  sus propios colores y simbolismos, obteniendo el protagonismo de dicha acción.

 Cabe mencionar que por las mismas redes sociales los antagonistas criticaran estas acciones como un referente de movimiento populista, e incluso, si hubiera una figura política detrás de esto, se tachaba de propagandismo, pero eso es otro tema.

Al parecer los tiempos han cambiado, los impresos ya casi no se usan, la disrupción de las redes sociales como Whatsapp, Facebook, Twitter, Instagram y TikTok ahora ponen en tendencia, la cercanía de no solo los movimientos o manifestaciones sociales, sino también, el rechazo o reconocimiento del post movimiento (en Instagram).

Estos conductos, también, se han vuelto  un espacio demandante para el Estado, donde se exhiben actores e incongruencias políticas, circunstancias de corrupción, el malestar, injusticia, inequidad, insuficiencia, y así, una serie de apelativos a una serie de actos en discordancia, pero cabe mencionar, que también se ha transformado en la trinchera de seguridad y confort, dónde, desde la comodidad de una plataforma se pretende ejercer el derecho de expresión para esas inconformidades, e incluso se pretende hacer democracia.

A todo esto, la finalidad de los actores, es colocar las condiciones en un ambiente relativo con dinámicas que buscan colocarse en el protagonismo de la red crítica en el espacio de gobernanza, en pocas palabras, hacerse presente para ser reconocidos, mantener el proceso atado al cambio, mantener persistencia en su posición, y tras la transición surgirán nuevas condiciones y ajustes discursivos, presentes a la tensión entre la red y la opinión, para así renovar el protagonismo.

Continua leyendo
Da click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Bienvenido(a) YOMX, ¿en qué te podemos ayudar?