Connect with us

#iCULTURA

Radio, música y amantes

Publicado

on

Muchos podrían decir que la radio está en declive, que es un medio poco interesante o incluso que los únicos quienes lo usan son conductores y gente de la tercera edad. A pesar de ello, este ha sido un claro inspirador para productores, compositores y artistas musicales quienes la ven como un instrumento con valor poético y mediático. 

La radio ha sido menospreciada en las últimas décadas. Pocos son quienes optan por darle el valor que se merece. Podríamos ponernos a debatir si Giovanni Sartori tiene razón con su propuesta realizada en Homo videns donde, según él, nos encontramos en plena revolución multimedia, pues el homo sapiens le ha dado más valor a la imagen que a la escritura o sonido; pero este no es el punto. Aquellos quienes ven magia en aquel aparato que sigue en pie aún con caída de electricidad e internet están más que presentes en el campo musical.

Claro ejemplo de lo anterior es The Weeknd, compositor canadiense quien a inicios de este año sacó a la luz su álbum Dawn FM, que como su nombre lo indica, el eje temático es una estación radiofónica que se escucha mientras uno espera en el purgatorio. 

Los interludios narrados por Jim Carrey, así como las parodias de comerciales, regalan un poco del interés que tiene el artista por este medio. Evidentemente no ha sido el único quien ha producido su disco o canción inspirado en el medio.

Oneohtrix Point Never, músico experimental estadounidense, trabajó con las ondas y cortinillas de radio para crear su proyecto madre Magic. Twenty One Pilots hacen muchas referencias del medio en sus canciones tales como “Fairly Local”, “Lane Boy” o “Car Radio” en la que no sólo la usa como referencia, si no que además es una analogía poética respecto a su cordura mental y psicológica. 

Incluso en la década de los ochenta la multifacética banda Queen con su tema “Radio Ga Ga” comenzaba a generar conciencia respecto a cómo la radio comenzaba a ser desplazada y menospreciada por la creciente de contenidos en la televisión. 

Podría decirse que sólo aquellos verdaderos amantes de la radio son quienes le dan valor y sacan lo que la hace distinta a la luz. Los enamorados y embellecidos por la dificultad y magia que es producir algún contenido en este medio son los mismos quienes se arriesgaron a darle un lugar en estos tiempos en los que la imagen en movimiento se ha apropiado de la cotidianidad humana. 

Este medio sonoro ha demostrado ser no sólo un canal por el cual se transmite contenido de audio, si no que es mucho más. Acompañante cuando se encuentra uno en el limbo, metáfora de aquello que hace ruido en nuestra alma, o sencillamente eso que pudo ser y ya no fue, pues se ha quedado en las ondas del tiempo y sonido.

Continua leyendo
Da click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.