Connect with us

#iMEX

¡Corre y va corriendo! Demos en la tómbola de las mañaneras

Publicado

on

Por medio de un democrático sorteo, los medios de comunicación tendrán oportunidad de sentarse en las primeras filas.

Se ha vuelto completamente normal la conferencia matutina que ofrece de lunes a viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador desde Palacio Nacional. Al amanecer, el ejecutivo espera todos los días los aplausos, preguntas, cuestionamientos y críticas (a veces en ese orden de aparición) que recibe de los reporteros, periodistas, youtubers o bloggeros, a menudo simpatizantes de la 4T. 

Las críticas de la conferencia estribaban, sobre todo, en que el presidente seleccionaba a periodistas que simpatizaban con el gobierno, mismos que ocupaban los primeros asientos del recinto donde se realizaban las “mañaneras”. Así lo demuestran datos de la agencia SPIN, señalando que los sentados en primeras filas tienen un 53% de probabilidades de preguntar, en comparación con el 23% de probabilidades de los periodistas de segunda fila.

Para evitar esta crítica al sistema conferencista del ejecutivo, se decidió que, a partir del lunes 18 de abril, los lugares de la “mañanera” serían sorteados por medio de tómbolas divididas en función del tipo de reportero: televisión, multimedia, redes sociales, radio prensa escrita y digitales. Si bien la designación sigue dependiendo del dedo de AMLO, este sistema espera equilibrar la balanza y que todos los asistentes tengan mejores oportunidades para lanzar preguntas, críticas o aplausos al presidente.

Este sistema recuerda a un ejercicio originado en el corazón intelectual de la Antigua Grecia: la democracia ateniense. Y es que, si bien existen muchos bemoles entre los griegos y la política actual, parece que las ideas centrales siguen replicándose, sea por su practicidad, funcionalidad, o conveniencia. 

Los griegos atenienses empleaban dos formas democráticas: el sorteo y la elección. La elección resultaba atractiva, pero se escogía a muy pocos por esta vía debido a que los escaños a menudo los ganaban los más ricos, famosos o poderosos del territorio, dejando sin posibilidad a otro tipo de ciudadanos de perfil más bajo. Por lo mismo, el sistema de sorteo les resultaba más justo, pues toda persona podía tener acceso a un puesto público, lo que ampliaba la gama de posibilidades.

Esta idea del “sorteo justo” parece que simpatiza con el gobierno en turno al realizar estas tómbolas para repartir los primeros lugares de la conferencia, de no ser por un pequeño detalle. Si bien habrá más personas con oportunidad de sentarse en las filas de adelante, la dependencia de Comunicación Social del gobierno aclaró que esto no garantiza que se pueda preguntar o tener uso de palabra, pues la decisión continúa recayendo en el protagonista del ejercicio, Andrés Manuel López Obrador.

Ante esta nueva forma de organización de las mañaneras, cabría preguntarse: ¿es más justa? ¿Se solucionará el problema de acaparamiento de preguntas? Sólo el tiempo y las conferencias tienen las respuestas, por lo que habrá que permanecer atentos. Finalmente, veremos quien resulta favorecido entre el Demos y el Kratos en esta particular forma de democracia ateniense.

Continua leyendo
Da click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.