Connect with us

#iTECNOLOGÍA

El hashtag,una herramienta vital de la comunicación digital

Publicado

on

¿Alguna vez te has preguntado de dónde surge la idea de poner un signo de gato # para hablar de un tema? Cualquiera de nuestros antepasados hubiera pensado una locura si supieran el poder que actualmente llegaría a tener esta herramienta comunicativa que usamos en la red sociodigital Twitter. Es por ello que hoy, en el día del hashtag nos dimos la tarea de averiguar el origen de esta herramienta de la web 2.0.

Pongámonos teóricos

Twitter, un espacio de conversación, que nos acerca a otros usuarios, en donde podemos ver lo que escriben, lo que comentan, y sobre todo lo que discuten…”

En está red encuentras temas con fácilidad gracias a la creación de herramientas inmediatas como los hashtags y las etiquetas que se presentan en esta red sociodigital. Con estas se pueden vincular los usuarios para generar conversaciones sin la necesidad de un interventor.

Es así como cualquier persona con una cuenta puede contestar, citar o incluir a alguien en una conversación con tan solo teclear el símbolo @ antes del nombre de otro usuario o marcar y categorizar mensajes colocando un signo de # antes de un tema en particular (Honneycut y Herring, 2009). Cuando existe este tipo de interacción y el tema se hace del interés público mayoritario se genera una tendencia en el Espacio Público Digital. Pero… ¿qué es un hashtag y de dónde surge la idea?

El hashtag, el símbolo de la almohadilla o también conocido como gato (#) nace como invento del diseñador de producto y consultor de internet Chris Messina, él es quien sugiere por primera vez agrupar ciertos temas de interés de la ciudadanía con un signo de gato(#).

«¡Fue increíble! En agosto de 2007 el iPhone acababa de salir al mercado hacía unos meses y todavía no lo tenía mucha gente. Internet ya se usaba para generar contenidos, sobre todo blogs, y Twitter llevaba apenas un año,hasta entonces, para buscar intereses usábamos grupos en los que organizarnos por temáticas pero necesitábamos algo que encajara con el contexto, así que analicé dos factores: por un lado todos los teléfonos tenían teclado numérico, almohadilla y asterisco y por otro, los chats se distribuían por Internet mediante almohadilla. Debíamos unir los dos parámetros y crear una voluntad imitativa repetible.

Así que escribí mi propuesta, en una larga publicación de blog explicando el hashtag. El 23 de agosto de 2007 lo twitteé como una “idea más” en plan: – Ey chicos, ¿qué opináis de esto? Y la gente respondió: – Ah! ¡está bien!», menciona para un medio español Chris Messina.

Así fue como lo que surgió de una pequeña conversación entre amigos, actualmente se utiliza como una herramienta vital posicionar para cualquier de interés común entre los cibernautas, desde un #FelizLunes para hablar de un tema cotidiano hasta un #MeToo que logra generar cambios en la sociedad.