Connect with us

#iPLUMAS

Ni #TodosSomosLoret ni #TodosSomosAMLO

Publicado

on

El pasado 11 de febrero, durante su conferencia de prensa o “mañanera”, el presidente López Obrador mostró documentos del SAT en donde demuestra los supuestos ingresos del periodista Carlos Loret de Mola, despertando las críticas de muchos usuarios de redes sociales y diferentes periodistas.

Al suceso le antecede una serie de provocaciones del periodista, pues publicó junto a Latinus y Mexicanos contra la impunidad y corrupción, una investigación en la que demuestra el estilo de vida de José Ramón López Beltrán, el hijo del presidente. Se exhibe a medias, un posible acto de corrupción y conflicto de intereses. 

A lo anterior, he de decir que a pesar de la línea oficialista que ha formado el presidente y la mal llamada oposición, en México existen más bandos. No solo existen los fifis, o los chairos, ni los pro AMLO ni los ANTI AMLO. Puedo apostar que hay opiniones mucho más plurales que, según la situación, tienen la autonomía de elegir criticar o defender.

El hecho, como explica la periodista Sabina Bernman en su columna para el Universal, se trata de una simplificación que sólo conviene a los que presiden cada bando, borrando así una gran cantidad de aristas de opiniones. Se degradan la información en la conversación pública, dejando a un solo ganador. 

Lo anterior ya que es difícil sentirnos representados por una oposición que sobre exalta la información con tal de dañar la figura del presidente y generar ruido, colgándose de la atención mediática, así como simpatizar con un periodista que su opinión siempre ha representado los intereses empresariales y económicos de unos cuantos. 

Por otro lado, también es difícil que periodistas, medios de comunicación, actores políticos, organizaciones e instituciones de gobierno y la ciudadanía en general simpaticen como un presidente que cuando se siente amenazado, saca lo peor de él mismo. Transformando la investidura del ejecutivo en un campo de batalla personal. 

Desde su pedestal se sanciona a los que no simpatizan con el régimen:  “Ustedes creen que se trate de un periodista de altos vuelos, muy inteligente, un buen escritor, NO, es por golpeador”, dijo el presidente después de exponer los ingresos. 

Lo anterior no es un caso aislado, tan solo la semana pasada hablé en este mismo portal sobre los comentarios en contra de Carmen Aristegui, pero antecedentes sobran: El Universal, Animal Político, Reforma. En general a todo lo que el Presidente siente como crítico de su gobierno.

Es por ello que todo el “movimiento” que se ha realizado bajo el hashtag #TodosSomosLoret, conviene leerlo como un ejercicio en conjunto, a pesar de que el catalizador haya sido un periodista con el que poco o nada nos identificamos. Porque reitero, Loret no representa la voz de todas y todos los periodistas.

Después de todo el movimiento y de una reunión en Space con más de 65 mil participantes que no están de acuerdo con los constantes ataques personales del presidente, ¿qué sigue?. La ciudadanía espera mejores propuestas de gobernanza y ejercicio de los que critican, porque por ahora la oposición sigue siendo un proyecto sin mapa, sin rumbo, sin pies ni cabeza.

Continua leyendo
Da click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.