Connect with us

#iDEPORTES

Sócrates, el futbolista defensor de la democracia dentro y fuera de cancha

Publicado

on

Durante la dictadura militar de Brasil en la década de los ochenta, el jugador Sócrates implementó un sistema administrativo dentro del equipo de futbol Corinthians de Sao Paulo, tan fuerte que impactó la vida política de su país.  

Brasil es la nación futbolera más grande del mundo. Campeona de cinco mundiales, el país carioca ha producido a legendarios futbolistas como Pelé, Garrincha, Ronaldo, Ronaldinho, Kaká entre varios otros. No obstante, hubo un jugador que no solo influyo en la historia de su club, sino también de su país. 

Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira, mejor conocido como Sócrates, vivió durante su juventud la dictadura brasileña que derrocó a Joao Goulart en 1964. Una vez que concluyó sus estudios en medicina, su padre lo motivó a seguir su carrera como futbolista profesional. Sócrates llegaría al Corinthians en 1978 y conocería al director general del equipo Adílson Monteiro Alves, quien influiría fuertemente en el pensamiento político del joven médico.

El ‘Timón’ es uno de los equipos más importantes de Sao Paulo y de Brasil, pero de 1954 hasta 1977 no ganó título alguno. La llegada de Sócrates al equipo no solo representó ganar en tres ocasiones el Campeonato Estatal Paulista, sino una revolución total de la mano con Monteiro, y con los líderes del equipo Wladimir Rodrigues y Walter Casagrande. 

Sócrates promovió una democracia política: pidió que todas las decisiones las referentes a la dirección del equipo se tomarían por medio del voto directo. Alineaciones, fichajes, patrocinios, entrenamientos, hasta las paradas en autobús para ir al baño eran decididos por votaciones. Desde el directivo más alto hasta el conserje tenían el mismo peso.

El funcionamiento deportivo mejoró considerablemente, pero era el particular manejo dentro del club lo que verdaderamente llamó la atención. Conscientes de su creciente popularidad, el equipo empezó a manifestarse a favor de la democracia en Brasil. A pesar de que la dictadura estaba debilitada por esos años, los militares de la misma reprobaban los actos del equipo llamando al movimiento “anarquía corinthiana”.

Antes de los partidos, los jugadores salían con mantas que rezaban “Ser campeón es un detalle, pero siempre en democracia” o “Ganar o perder, pero siempre en democracia.” En los dorsales de sus playeras, los apellidos de los jugadores y patrocinadores fueron sustituidos por la frase “Democracia Corinthiana”. 

Después del mundial de España ’82, Sócrates fue buscado por varios equipos europeos. ‘El Doctor’ veía con buenos ojos las propuestas, pero el Parlamento decidiría en 1984 una enmienda para la posible celebración de elecciones directas en Brasil, por lo que postergó su salida al Viejo Continente. El equipo ahora usaría en sus playeras la demanda de “Diretas Já” (Directas Ya). 

El atleta declaró que, si el Parlamento aprobaba las elecciones, él se quedaría en el país, rechazando las ofertas europeas. Sin embargo, la enmienda no pasó y Sócrates firmaría por la Fiorentina de Italia. De esta manera, llegaría el fin del experimento democrático en el Corinthians, pero en 1985 Brasil volvería a ser una democracia al ser electo José Sarney como presidente.

Sócrates volvió a jugar en Brasil con distintos equipos hasta su retiro. Falleció el 4 de diciembre de 2011, mismo día que el Corinthians ganaría el Campeonato Brasileño de serie tal y como lo habría predicho en 1983. “Quisiera morir en un domingo y con el Corinthians Campeón”, declaró. 

En el estadio no hubo minuto de silencio, sino un grito al unísono “¡Adiós, doctor Sócrates!”. 

Continua leyendo
Da click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.