Connect with us

#iTV

25 años de Netflix: De rentar DVD a producir films

Publicado

on

Netflix, una empresa que ha revolucionado la industria del entretenimiento cumple un cuarto de siglo en el mercado ¡Te contamos cómo paso de rentar DVD a producir películas!

Han pasado 25 años desde que se fundó en California, Estados Unidos, la corporación que le dio un giro de 360 grados a la forma de consumo y producción de series de televisión, películas y documentales. 

Su historia comenzó con la renta de DVD. A diferencia de los demás negocios con el mismo giro, cómo Reed Hastings y Marc Randolph (fundadores de la plataforma), los dueños de Netflix se allegaron de sus conocimientos en informática: los usuarios seleccionaban por internet las películas que querían ver y éstas eran entregadas vía correo postal. Así se convirtió en el servicio de alquiler de DVD más grande del mundo. 

En el 2000 se ofreció a Blockbuster la compra de Netflix, pero John Antioco, consejero delegado de Blockbuster, se negó a hacer la compra argumentando que la plataforma no tendría futuro. Hasta julio de 2022, la empresa tiene 221.67 millones de suscriptores de paga, mientras que Blockbuster solamente tiene una sucursal activa a nivel mundial (tienda cuyo documental está siendo producido por Netflix).

A partir de 2007, la empresa hace el salto al streaming en Estados Unidos. Un concepto novedoso que permitía que los usuarios tuvieran acceso a una gran variedad de películas y series de televisión. Este fue el inicio de una nueva era en la industria del entretenimiento. 

La plataforma se popularizó y el siguiente paso fue inevitable: ya no solo rentarían productos de otras casas productoras, ahora crearían sus propios contenidos. En 2013, Netflix estrenó House of Cards, su primera producción original, protagonizado por Kevin Spacey y Robin Wright. 

Actualmente, Netflix está enfrentando, por primera vez la competencia en un campo donde era el único participante. La llegada de HBO Max, Disney+, Paramount+, entre otras, ha representado un golpe duro para la empresa pionera del streaming. 

Aunado a la competencia, decisiones cómo la cancelación de series o limitar la cantidad de personas que pueden compartir una cuenta, han llevado a que millones de usuarios cancelen sus suscripciones.

Es innegable el impacto y la influencia que la plataforma ha tenido en como consumimos y demandamos producciones de entretenimiento. La duda ya está planteada en la mente de sus directivos: ¿podrán adaptarse a la competencia emergente o sufrirán el mismo destino que Blockbuster?